CCISETA Puno

La comuneros de la Isla Flotante los Uros retienen a un empleado de la Reserva Nacional del Titicaca

Por: Fortunato Escobar
fortunatoescobar@yahoo.es

Ayer miércoles 26 de enero del 2005, los comuneros de la Isla Flotante los Uros tomaron de rehén dentro de su territorio ancestral a uno de los empleados de la Reserva Nacional del Titicaca (RNT). Después de una persecución una de las lanchas conducida por otro empleado logro escapar.

Eran las 11 de la mañana, en momentos que los pobladores efectuaban sus labores habituales, fueron alertados de la presencia de dos lanchas de motor de la RNT, fue cuando los comuneros rodearon una de las lanchas de motor tomándolo como rehén al guarda parque Pablo Ramos Ordoño.

Los pobladores de la Isla Flotante los Uros, son miembros del Frente Regional por la Defensa de la Totora, quienes desde el 12 de enero se denominan “Frente Regional por la Defensa de los Recursos Naturales y Medio Ambiente del Altiplano” (FREDERNMAA). Cuyo líder es el Señor Juan Coila Alcalde de mismo centro poblado los Uros.

Inmediatamente, los pobladores dieron aviso a sus dirigentes en tanto que la RNT denunciaba el hecho a la Fiscalia Provincial de Puno, Quien con ayuda de fuerza publica quisieron rescatar al rehén, al final, pudo ingresar solo el fiscal mas no la fuerza publica ante la feroz resistencia de los indígenas de los Uros.

La prensa local se trasladó a tierra firme de Chulluni cercana a la Isla Joroba (recuperada un poco mas de dos años) lugar donde se encontraba el rehén para transmitir desde allí todo cuanto ocurría durante el resto del día.

Todos los pobladores que fueron entrevistados, han manifestado que estaba advertido, que estaba completamente prohibido el ingreso de los agentes de la RNT y el INRENA. Esta acción fue adoptada en la histórica movilización del pasado 17 de noviembre del 2004. La advertencia ha sido pública y dada a conocer en varios de los documentos públicos que es de conocimiento de las autoridades peruanas. Así, se observa claramente en la “Declaración de los Lupaqas y Qollas por la defensa de los bosques totorales, el llacho y el Oro Azul” (Crf. en http://usuarios.lycos.es/cciseta/htm/noti01.htm).

Igualmente, esta advertencia, ha sido publicada en diversas revistas de circulación Nacional e Internacional y en diferentes sitios de Internet, donde se menciona que:

“A partir de la fecha, está completamente prohibido el ingreso de los agentes del Instituto Nacional de los Recursos Naturales (INRENA) y de la Reserva Nacional del Titicaca (RNT) a nuestros territorios. De hacerlo serán encarcelados en los calabozos comunales y juzgados según nuestras costumbres ancestrales, que es la justicia comunal aprobada por consenso” (Movilización del 17-11-2004).

Por tanto, los protagonistas del suceso, han considerado y consideran que fue una provocación dirigida por los funcionarios de la RNT. En este sentido han lanzado sus amenazas los agentes de esta RNT, como se todavía fuera su reinado haciendo llamado que acaten la Ley, Una ley que discrimina, excluye y expropia sus territorios ancestrales. Leyes que en el pasado las han humillado por más de 26 años.

Humildes hombres y mujeres de los Uros han mencionado que no pueden seguir siendo tratado como objetos, cual se fueran los patos, chocas, panas, carachis o todo cuanto exista en el lago Titicaca como se fueran unos animalitos de un zoologico para que los turistas los vean y las grandes empresas saque los mayores provechos de ellos. Manifestaron que vamos a dejar a nuestros hijos, ¿una totora podrida o a veces o peces muertos?.

Los sucesos, muestran claramente que los indígenas han cumplido sus amenazas, así como fue pacifica la multitudinaria movilización el pasado 17 de noviembre, han expresado su firme voluntad de respetar la vida del Rehén y al debido proceso de conformidad a sus sistemas de tradiciones y creencias basada por consenso.

Los protagonistas, han dado un plazo de 24 horas para que una comisión de alto nivel del gobierno central encabezado por el ministro de Agricultura se constituya a la Isla los Uros para tratar las siguientes demandas:

1. Derogatoria del Decreto Supremo 185-78-AA, por no haber cumplido los objetivos para lo cual fue creado; ni haber sido el mismo informado ni consultado, muchos menos consensuado por las comunidades locales.
2. Titulación inmediata de posiciones ancestrales (totorales) que por generaciones las vienen ocupando, tal como los dispone el Convenio 169 de la OIT y demás normas de derecho Internacional.
3. Exclusión del derecho de pago por el uso de la totora y thola de la Resolución Suprema Nº 010
4. -2003-AG. Instrumento por el cual el INRENA caprichosamente pretende humillarnos y restringirnos del uso de nuestros propios totorales sembrados y resembrados desde tiempos inmemoriales por nosotros.
5. Eliminación de todas las formas administrativas que restringen el uso de los propios recursos naturales de procedencia acuática, en cuanto se refiere para el uso de trabajo artesanal y expendio de los mismos.
6. Reorganización total del Ministerio de Agricultura de la Región Puno junto a todas sus dependencias en especial de la Reserva Nacional del Titicaca. Incluido la intervención de auditoria externa.
7. Renuncia inmediata del Director Agricultura de la Región Puno, del Administrador Técnico Forestal del INRENA y el Jefe de la Reserva Nacional del Titicaca por haber mostrado estos una actitud racista, discriminatoria hacia los indígenas/campesinos ubicados en el entorno del Titicaca.
8. Desactivación inmediata de la RNT por haber fomentado sus funcionarios el enfrentamiento y exacerbación de los conflicto sociales entre las comunidades e inclusive entre las mismas familias; asimismo por haber arbitrariamente procedido a demarcar los espacios totorales sin conocimiento nuestro, mucho menos haber solicitado nuestra presencia para dar fe de los actuados.
9. Solicitan, se les reconozca su real expresión el derecho a la “libre determinación”: que implica definir su propio desarrollo y formas propias de vida; el control, uso, manejo, administración y disfrute de los recursos naturales; controlar todas las actividades económicas en nuestros territorios, nuestros sistemas jurídicos propios y formas autónomas de gobierno y organización como sistemas políticos diferentes tanto al nivel comunitario como regional; y los derechos humanos, políticos, sociales, económicos y culturales.
10. Dentro de este marco y en concordancia con los ocho puntos antecedidos debe ser entendido y atendido el deseo de ser por voluntad propia “Reserva Comunal” del Pueblo Uro que por siglos han flotado sobre la aguas del lago Titicaca.

Finalmente, la población y sus líderes han manifestado que no cederán a ningún tipo de presión y chantaje. Para ello, tienen como lo han tenido siempre, la firme convicción de conservar los recursos naturales del lago Titicaca y usarlo racionalmente al igual que sus generaciones anteriores. Al que, la actitud que la RNT a lo largo de los 26 años ha descuidado, sino solo se ha dedicado a dividirlos y enfrentarlos entre campesinos para fortalecer su débil ejercicio de poder.

Por el otro, los opositores al Frente Regional y en particular a los Uros, que son los comités de conservación creadas e inventadas a margen de la Ley por la RNT del Titicaca han condenado el hecho, dando un respaldo a la vigencia de la RNT, los integrantes del Frente Regional manifiestan que los que defiende a la RNT son pagados y viven de prebendas particulares. Al parecer todo indica que si es así por sus extrañas actitudes de enfrentar entre los mismos usuarios de los recursos naturales del lago Titicaca.

Dentro de este contexto, los integrantes del Frente Regional y los comuneros del Uros “conciben que los recursos naturales como el llacho y la totora son parte de su ser y esencia y se niegan a adoptar la lógica de racionalidad económica (explotación) y que ese usufructo económico solo beneficie a quienes que nunca han convivido dentro del agua”. Asimismo sostienen que antes de que se conociera el término “sustentable” propiciada por la globalización, convivían con su entorno sin destruirlo y hoy los indígenas/ campesinos organizado en el “Frente Regional por la Defensa de los Recursos Naturales” luchan para seguir viviendo de esa forma, tal como los han enseñado sus antepasados. Porque nadie tiene mayor interés que los mismos indígenas/ campesinos para asegurar la conservación de los recursos naturales que ha sido su hogar, parte integral de su cultura y fuente de su sustento por generaciones.

En fin, los actores indígenas involucradas, están plenamente convencidos que los agentes extraños (INRENA y RNT) en lugar de mejorar la calidad de vida y la calidad ambiental del lago Titicaca de las comunidades locales, solo ha mejorado y seguirá mejorando las ganancias de las grandes agencias de viajes de turismo.

Por tanto, han manifestado que el derecho a la libre disposición de sus recursos naturales y a la titularidad de sus territorios ancestrales en un “derecho humano fundamental”. Porque de ellas se deriva el derecho humano a una alimentación adecuada que incluye: el derecho a no pasar hambre, el derecho al acceso y control de sus recursos naturales, el derecho al desarrollo, derecho a vivir en armonía y la paz entre otros.

Territorio de Aymaras Lupaqas y Quechuas, 26 de enero del 2005