CCISETA Puno

FRENTE REGIONAL POR LA DEFENSA DE LOS RECURSOS NATURALES Y MEDIO AMBIENTE DEL ALTIPLANO – FREDERNMAA –

ÉXITO O FRACASO DEL PARO PREVENTIVO DE 48 HORAS

Por: Fortunato Escobar (*)
E-mail: fempuno@yahoo.es
Website: www.cciseta.org

“1).- Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente. 2).- Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad”. (Artículo 17º Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada y proclamada por la Resolución de la Asamblea General 217 A (iii) del 10 de diciembre de 1948)
En uno de mis anteriores artículos me preguntaba ¿Cómo y cuándo una huelga o paro era justa y no arbitraria?. Ahora, al referirme al paro preventivo reciente de 23 y 24 de mayo convocado por el Frente Regional por la defensa de los Recursos Naturales y Medio Ambiente del Altiplano (FREDERNMAA). Complemento a la pregunta inicial ¿Qué criterios podrían servir para calificar que el paro pasado si fue un éxito si es que fue justa o un fracaso si es que fue arbitraria?.

Ciertamente -dige-, que toda huelga o paro era justa y necesaria cuando los derechos humanos y derechos indígenas -en este caso- eran menoscabados, atentatorios, discriminatorios o excluyentes. Más aún cuando el discurso del ejercicio del principio democrático “del derecho del pueblo para escoger libremente su propio destino” de conformidad a su sistema de creencias y valores le era negado o menoscabado imponiendo o condicionando en su lugar a formas destintas del ejercicio arbitrario de ese principio democrático.

En segundo lugar, una huelga o paro se consideraba justa si es que el reclamo del grupo social defendía no solo su grupo social de manera específica, sino sobre todo indirectamente implicaba una defensa “global” (necesidad de las mayorías) o de grupos sociales que inicialmente discrepen de la huelga o paro. Considerando que las demandas conducen a mejorar las condiciones globales para reproducir los cambios transcendentales en armonía y paz a fin de que estas garanticen la sustentabilidad de la democracia y la real conservación y uso racional de los recursos naturales.

Bajo estos considerandos, se desprende de las declaraciones públicas de los principales dirigentes de FREDERNMAA señores Juan Coila, Tito Callata, Armando Leon Palomino, Juan Cuno, Julio Vilca, Hugo Lujano, Hugo Llano, Guillermo Ticona Zapana, Silverio Ticona entre otros, que han expresado que el paro preventivo de 48 horas por “tierra y territorio”, “no fue para pedir obras de infraestructura social y económica, o para que el gobierno compre sus productos”, mucho menos para pedir aumento de sueldos porque nunca han tenido ese privilegio. Aún cuando ello sería fundamental y necesario, manifestaron que el paro, fue para pedir al Gobierno Central respete sus derechos ancestrales de propiedad a la tierra y territorio como Pueblos Originarios y a su “libre determinación”, tal como los ordena el Convenio 169 de la OIT; es decir, se respete el derecho a la propiedad a las tierras heredadas de sus ancestros. Tan simple como esto, el pedido al gobienro no demanda gasto alguno..

Por consiguiente, la demanda de reconocimiento a sus propiedades ancestrales y su titulación colectiva no demanda ningún tipo de inversión económica ni compromete desembolsos económicos a futuro para el gobierno central. Sino es, que esta, seria para el gobierno asumir la deuda moral históricamente contraída y una forma de reparación de esa deuda moral con estos pueblos. Y es más una forma de hacer eco de que toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente. Y nadie será privado arbitrariamente de su propiedad, como los señala la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Bajo este escenario, el pasado paro preventivo de 48 horas por “tierra y territorio”, los considero que fue justa por que las demandas planteadas no solo beneficiarían a las comunidades indígenas organizadas en FREDERNMAA sino a todas las comunidades usuarias de los recursos naturales, como es el caso de la totora que crece no solo dentro de el área protegida Reserva Nacional del Titicaca sino en todo el entorno del lago Titicaca y demás ríos y lagunas de las que se benefician miles y miles de campesinos originarios. Pero no solo de la totora, sino también la thola, plantaciones arbolarias, plantas silvestres consideradas medicinales cultivadas o cuidadas desde tiempos inmemoriales por estos pueblos.

Es así como, la voz de todos y todas los actores campesinos/ indígenas han estado unidas para solicitar la derogatoria del DS. 185-78-AA, la titulación colectiva o reconocimiento de sus antiguos títulos de propiedad y a la exclusión de pago por el uso de los recursos naturales alto andinas contempladas en la Resolución Suprema Nº 010-2003-AG. Entre ellos la totora, instrumento por el cual el INRENA y la RNT han pretendido no solo humillar a estos pueblos originarios sino de dividir y a las organizaciones campesinas para usarlos como insumo de poder local y peor aún como sujetos de políticas de conservación.

Por consiguiente el paro preventivo de 48 horas por “tierra y territorio”, en el caso de los Uros, Chimu y la Península de Chucuito se ha prolongado 24 horas más habiendo paralizado totalmente el transporte náutico, donde ningún turista pudo visitar las islas de los Uros, Amantaní, Taquile y otros como el bloqueo de carretera panamericana sur para paralizar el transporte terrestre. En tanto que unos 10 campesinos (entre hombres, mujeres, niños y ancianos) del sector Huacané organizados en FUNCAM base de FREDERNMAA paralizaron totalmente el transporte terrestre entre la carretera Juliaca Huancané, sumándose a ellas los distritos de Saman Chupa y Arapa (de Azángaro), Pusi, Taraco y Huancané. Durante el paro un vehículo blindado con 10 efectivos de la Policía Nacional del Perú quedó plantado entre el Puente Ramis y Callejón. Los huelguistas lejos de provocar al contingente policial los trataron dentro de la amabilidad y cordialidad con las que se caracterizan, la muestra, haberles brindado la alimentación necesaria hasta el término del paro, lo cual significa el alto espíritu de solidaridad de los Campesinos originarios del respecto al que sabe respetar sus formas de pensar, sentir y hacer.

En tanto que los protagonistas del sector Puno, levantaron el paro indefinido que habían declarado con la participación de Defensoría del Pueblo, Cari Tour, Prefectura Regional, Cámara hotelera y los principales dirigentes de los Uros, Chimu y de la Península de Chucuito. El proceso de diálogo terminó con el compromiso de destituir al Señor David Aranibar Jefe de la Reserva Nacional del Titicaca por ser el causante de la exacerbación de los conflictos socio ambientales y sobre todo la inmediata instalación de la mesa de diálogo para la atención de las demandas solicitadas.

Al final del paro, los principales diferente del FREDERNMAA han agradecido la solidaridad de otras organizaciones sociales y campesinas que se han aunado al paro de 48, como del Centro Poblado de Huancho Lima, Suptep base Huancané, Liga Agraria de huancané, Federación Departamental de Campesinos de Puno entre otras. Dejando constancia que hubo alguna exageración vertidas por algunas personalidades del FDPP en el sentido que el paro fue organizada y llevada acabo por la Liga agraria de Huancané lo cual es erróneo, sino que estas se adhirieron por las justas causas en defensa de los recursos naturales ancestrales que es común para todos y todas las originarias usuarios de los totorales básicamente.

En tanto que el día 29 de mayo del 2005 (concluido el paro), las organizaciones sociales y Comunidades campesinas/ indígenas y Centros Poblados ubicadas en el área cincunlacustre del lago Titicaca jurisdicción de la Provincia de el Collao (Ilave) (cuna de fuertes movimientos sociales aymaras que hicieron noticia nacional e internacional en el año 2004), constituyó una nueva organización base del “Frente Regional por la Defensa de los Recursos Naturales y Medio Ambiente del Altiplano” (FREDERNMAA) con estas dos adhesiones (la primera del provincia de Azángaro y la otra de ILave) FREDERNMAA ha sido ampliamente fortalecido. Junto a otras organizaciones indígenas campesinas que deben hacerlo en los sucesivos días.

En suma, el paro preventivo de 48 horas por “tierra y Territorios” fue un éxito rotundo, por que la acción no fue arbitraria sino justa en demandar lo que es de ellos, por ser los mismo, protagonistas actores de la continuidad histórica y cultural. Y es más, porque sus demandas son globales e interés de todos los Pueblos Originarios del Altiplano Peruano que demandan el respeto a las tierras y sus recursos naturales heredadas de sus ancestros. Con justa razón, concluyo, que esas tierras y los recursos naturales son de las comunidades originarias por el paso del tiempo, por historia y por derecho y deben ser estas tierras inalienables, imprescriptibles e inembargables, tal los dispone el derecho internacional.

Territorio de Aymara Lupaqa, Quechuas Qollas, mayo 30 del 2005

(*) Directivo de Corporación Civil para Infra Estructura Socio Económica y Transformación Agropecuaria (CCISETA), y del Consejo Indio de Sudamérica (CISA) entidad consultiva ante Consejo Económico y Social -ECOSOC- de la Naciones Unidas (website: www.cciseta.org – www.puebloindio.org — e-mail: fempuno@yahoo.es ).