CCISETA Puno

Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo ¿fortalece o debilita los movimientos indígenas ?

Por: Fortunato Escobar (*)
E-mail: fempuno@yahoo.es
Website: www.cciseta.org

La Asamblea General de Naciones Unidas había proclamado por resolución 49/214, el 23 de diciembre de 1994, que el 9 de agosto se conmemore el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo. Con el que el año 1994 se iniciaba la década de los Pueblos Indígenas del Mundo. Concluida el decenio se inicia este año una nueva década ampliatoria.

Es pertinente preguntarnos al respecto, sí se han cumplido o no los objetivos planteados para el decenio de los Pueblos Indígenas. Las evidencias muestran que no se han logrado avances significativos sustanciales y peor aún en términos de superación de la pobreza no se observa el cambio que se perseguía. Toda vez que los miles de millones indígenas seguimos siendo los más pobres dentro de los pobres, después de la ocupación de nuestros territorios por los colonizadores o ser victimas de contaminación ambiental de nuestros territorios donde hemos convivido por generaciones.

Por tanto, seguimos siendo los grupos más vulnerables y abandonados de la sociedad predominante representado por los gobiernos de turno. Dado que la mayoría de estos Pueblos Indígenas seguimos careciendo de servicios sociales básicos como salud, educación, agua limpia para beber y el derecho a la salud. Así como también, nuestras tierras y sus recursos naturales siguen siendo saqueados o expropiadas por los Estados o por sus representantes.

No solo eso, como si el tiempo no pasará, hoy continua las diversas formas de discriminación y exclusión social, donde los funcionarios de los gobiernos en las llamadas reuniones de trabajo de concertación, continúan fabricando agendas de desarrollo a la probable atención de demandas indígenas. Aún cuando dicen escuchar la voz de los indígenas los transcriben en papel en otro sentido de acuerdo a la conveniencia de sus intereses. No prima en ellos, la objetividad sino una subjetividad donde nos consideran a los pueblos Indígenas no solo como objetos de políticas de conservación sino sobre todo no ven sólo como objetos de “poder” y la práctica de “divide y reinaras”.

Así como también en materia de nuestras reivindicaciones socio políticas y del libre ejercicio democrático para escoger libremente nuestro destino político y trazar nuestro desarrollo humano sustentable, hemos sido minimizadas o invisibilizadas como actores políticos con voz propia e decisión. Dado que Grupo de Trabajo de los Pueblos Indígenas (GTPI), que entregó el proyecto de DECLARACION de las NACIONES UNIDAS sobre los DERECHOS de los PUEBLOS INDIGENAS elaborada por la Subcomisión de Derechos Humanos, para la aprobación por los Estados miembros, a la fecha no ha sido aprobado. El análisis-debate que comenzó en 1995, en más de diez años han avalado apenas 2 de los 45 artículos. El Art. 3 que reconoce a los Pueblos Indígenas el DERECHO a la AUTODETERMINACION, ha sido empantanados por los Estados neocoloniales. Es decir el Art. 3 se ha constituido como el cuello de botella para avalar el borrador de la declaración.

Todo ello, demuestra que no hay voluntad política de los Estados Nacionales para aprobar la “Declaración”. A pesar de ellos. Los Pueblos Indígenas en diferentes foros internacionales y en las sesiones de Grupo de Trabajo que se lleva en el Palacio de las Naciones Unidas han venido insistiendo en su demanda para que el Proyecto de Declaración se avale tal cual fue aprobada por la Subcomisión de protección de Derechos Humanos.

En este sentido, los Pueblos Indígenas reafirmamos que tenemos derecho A LA LIBRE DETERMINACIÓN. En virtud a ello, deseamos impulsar libremente nuestro destino político, nuestro desarrollo económico, social y cultural de conformidad a nuestro sistema de valores y creencias compatibles con la cuestión ambiental, para garantizar la supervivencia de las actuales y futuras generaciones. Tal como se establece en el Pacto Internacional de los Civiles y Políticos al igual que el Pacto Internacional de Derechos Económicos y Culturales.

No obstante que en la década pasada, no se han logrado los objetivos propuesto por las Naciones Unidas, es también necesario reconocer que han existido aperturas en diferentes espacios para escuchar las voces de los indígenas, los mismos que han servido para fortalecer de alguna manera el papel los hombres y mujeres indígenas para ejercer un papel protagónico de hacer escuchar nuestras voces en diversos foros internacionales.

Dentro de este contexto, sin ir a mayores protagonismos con los gobiernos, esta fecha (9 de agosto), debe ser propicia para llamar a la sensibilidad de estos gobiernos para que aprueben el proyecto de declaración tal cual fue aprobada por la Sub Comisión de Derechos Humanos. Por tanto, esta fecha debe constituir una oportunidad para el sistema de las Naciones Unidas, gobiernos y organizaciones no gubernamentales y otros comprometidos con la promoción y protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas no sólo en propender a superar al pobreza sino sobre todo aprobar el proyecto de declaración que es el principio fundamental de derecho y del libre ejercicio democrático para que los Pueblos Indígenas podamos escoger libremente nuestro destino político y/o pudieran tomarse decisiones que beneficien no solo a los indígenas sino a la sociedad en su conjunto.

De manera que, la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo tiene un significado profundo. Es un homenaje que debe seguir haciendo visible lo invisible y rompiendo el silencio y con alta voz callada por milenios, debe ser adecuadamente aprovechada para condenar enérgicamente las graves y sistemáticas violaciones de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas en el mundo. El 9 de agosto es una conmemoración y un homenaje a la civilización indígena, que reclama el ejercicio democrático y el pleno respeto a sus derechos económicos, políticos, sociales y culturales, consagrados en las normas, tratados y convenios jurídicos internacionales y nacionales.

En fin, la fecha deber servir para que la sociedad predominante, considere que los Pueblos Indígenas no somos analfabetos funcionales ni ignorantes. Somos distintos, hemos y aportado y mostrando a la humanidad enormes contribuciones con nuestras sabidurías. En tal sentido, pensamos como Kofi Annan, (Secretario General de las Naciones Unidas, 2005), que “ La comunidad mundial debe pasar de las palabras a los hechos para proteger los derechos de los pueblos indígenas y evitar su discriminación”, además de ellos, los pueblos indígenas deben ser verdaderos agentes de derecho y protagonistas con voz propia y decisión.

Territorio de Aymaras Lupaqas y Quechuas (Puno), 08 de Agosto del 2005

(*) Directivo de Corporación Civil para Infra Estructura Socio Económica y Transformación Agropecuaria (CCISETA), y del Consejo Indio de Sudamérica (CISA) Entidad Consultiva ante Consejo Económico y Social -ECOSOC- de la Naciones Unidas (website: www.cciseta.org – www.puebloindio.org — e-mail: fempuno@yahoo.es ).
Puno – Perú 2004 Derechos Reservados